El test de Papanicolaou se realiza para diagnosticar el cáncer cervicouterino que afecta al cuello uterino que se produce por infección de virus de papiloma humano o VPH. El objetivo es encontrar si hay cambios en las células de dicha zona antes de que causen síntomas. Esta prueba deberían hacersela una vez al año durante dos o tres años consecutivos a todas las mujeresque hayan iniciado su vida sexual. Si los resultados son negativos, deberían hacersela con más frecuencia hasta los 65 años.
external image 6.jpg

El análisis de esta prueba se realiza en tres sitios del órgano sexual femenino:
external image PAPANICOLAU.jpg

La muestra no debe tomarse durante la menstruación y la paciente no debe estar aplicandose óvulos por vía vaginal. En el postpatrto, deben esperarse unas semanas para dar tiempo a los cambios en el cuello uterino. En la postmenopausia, si no se observan células endocervicales en la primera muestra, se dara una crema vaginal a base de estrógenos durante tres semanas, después, se repetirá la prueba.
Lo malo de esta prueba es su baja sensibilidad y su alta tasa de errores. Es una prueba fácil, barata y simple. Su uso ha reducido las muertes por cáncer de cérvix en más del 50%.

Bibliografía:

Andy Chica Ibáñez