El stent, también conocida como "cánula implantable" u otros nombres, es una cánula (a veces biodegradable) que se utiliza para abrir venas que hayan sido obstruidas. Los primeros estents se usaron como complemento a la angioplastia y fueron unos de los mejores avances en medicina cardiovascular del siglo XX.
external image stent-coronarios-1-0.jpg
Durante la Primera Guerra Mundial, un cirujano alemán utilizó la pasta de stent para implantar injertos de piel en los soldados quemados y como soporte para prótesis orales y faciales.
Los estents pueden ser permanentes o temporales y se pueden clasificar según dónde se implanten. Son metálicos, plásticos o de materiales biodegradables y pueden ser en malla o en espiral.
external image stent.jpg
Las técnicas modernas (endoscopia, radiología...) permiten colocar estas cánulas en estructuras tubulares como vasos sanguíneos o en conductos biliares, pero lo más común es utilizarlo como complemento en la angioplastia.



Bibliografía:

Andy Chica Ibáñez